YO CLAUDIO

JUNTO AL LAGO.

A orillas de un lago azul como tus ojos

contemplaba la noche mientras te abrazaba

mis manos locas bajaban apresurada

recorriendo tu cuerpo para un ábido despojo.

 

Fueron luciérnagas que nos acompañaban

iluminando nuestros acalorados cuerpos

la luna te mostraba sus campos desiertos

las aguas del lago nuestros pies bañaban.

 

Fue una larga noche donde nos amamos

abrazado a nuestros cuerpos lirondo

nuestro amor dejado en lo mas hondo

en una tierra frente al lago enamorados.

 

Nos dimos un ultimo beso y nos retirámo  

dejando una huella de lo allí vivido

no dejando nada en el lago, un olvido

para volver a vivir nuestro amor desesperado.

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.