argantonio

El primer alimento

Comprendo que tus pechos los realce

Porque sabe que me levanta el alma

No hay manera más dulce de perder la calma

Y de excitar el deseo de que te alcance.

 

El primer deseo es alimentarse

Llenarse la boca de tu blanca leche

La quiero solo para mi que nadie aceche

Esta es mi manera de enamorarse.

 

El paraíso no tiene fin

Pero el agua es necesaria

Con ella tenemos el jardín.

 

Para la vida diaria

En el agua canta el delfín

Una canción sin letra, milenaria.

Comentarios3

  • argantonio

  • argantonio

    Es curioso esta noche he visto en la televisión una película llamada la teta y la luna y me emociono ver a Miguel poveda cantando el film es de hace veinte años

  • argantonio

    Si los pechos de la mujer han sido venerados desde que existe la humanidad, es por sus virtudes divinas, por eso es lo primero que salta a la vista y al paladar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.