En Soledad

LUJURIA EFIMERA

LA IDEA CON ESE HOMBRE NO ERA SENTIRME AMADA,

LA IDEA ERA SENTIRME DESEADA.

SU PLACIDA SENSACIÓN DE LUJURIA Y PASIÓN 

HACIA DELEITARME EN EL VA Y VEN DE SU CUERPO  

EN SU PENE FANTÁSTICO ME HACIA SENTIR LA GLORIA

¡OH BELLOS RECUERDOS!

 

LA DESPEDIDA DE NUESTROS CUERPOS SE HALLO, EN EL DÍA

QUE, QUE SU CORAZÓN SE ENCONTRÓ EN OTRO LADO

Y SU PENE YA NO ROZABA MI VAGINA, 

SE CENTRO EN ROZAR UN CORAZÓN.

 

LA MAGNIFICA DESPEDIDA EN LA QUE ME HIZO EL AMOR

... "AMOR". ¡AY! QUE PALABRA TAN DESCARADA PARA NOMBRAR ESTO,

TUVO SEXO CONMIGO. ESE QUE SABE A NUNCA MAS NOS VOLVEREMOS A VER.

AL TERMINAR ME SUSURRO CON EUFORIA

 

¡SERÉ PAPA!

Comentarios1

  • Uf, buen escrito.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.