HBO

Almohadas empapadas.

Ya no tengo tanto castigo,

ni rompo vasos a mi paso.

Ya no me siento testigo

de cuando veo a mi "yo" ahogado.

 

Y qué voy a sentir cuando veo,

que mis almohadas están empapadas,

que mis noches siguen en-veladas

y que mi mente entra al juego.

 

Ni siempre es el cuando,

 ni el nunca es ahora.

Por eso dejaré hervir la olla,

porque en ella tengo que ir a nado.

 

Puede me queme allí dentro,

no importa, pues lo necesito;

tanto como una madre a un niño,

tanto como un abrazo a un tullido.

Comentarios2

  • Amalia Lateano

    Hermoso

    Amalia

    • HBO

      ¡Muchas gracias, Amaia!

    • 强制机械手

      No me gustó el final... el título atractivo

      • HBO

        Bueno, gracias por leerlo igualmente.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.