Kiara Ruiz Ramos

La infiel

Dejé de lado los prejuicios,
abandoné la timidez,
me sometí al mayor suplicio
por contemplar tu desnudez.

Me entregué a ti sin medida
con la pasión de la primera vez
y es que es tan corta la vida
o es que quizá no lo es,

toqué tu cuerpo desnudo,
probé el sabor del placer,
sentí en la garganta un nudo
y un temblor en todo el ser,

veía en tus ojos lujuria
y entre tus manos, el poder
sentía en mí toda la furia
que tiene un hombre, a su mujer.

Me ahogaba en un mar de besos,
ardía en fuego en puntos crasos
fuimos cómplices confesos
cuando estuve entre tus brazos,

corría un pecado perverso
sobre mi cuerpo, impregnado
-se escucha un ruido más intenso-
es mi esposo el que ha llegado.

Comentarios2

  • Bienvenidos

    Intenso momento de placer y lujuria, intensos pecados que mi cuerpo comete con descaro,
    ....oh, ha llegado mi esposo, del cielo al infierno viajare en un instante cuando mi esposo divise tu miembro entre mis piernas, mis pesones en tu boca, tus manos en mi espalda, y mi cabellera suelta...
    Que delicia.... nos ha visto y se ha llenado de celos, pense que ya no me queria, hace tiempo que no me toca un cabello.


    Mi imaginacion ha volado, y entre lineas tambien, con descaro me he justificado.

    Llena de risas te envio saludos.

    • Kiara Ruiz Ramos

      Son las tantas sensaciones que debían ser experimentadas entre cada letra.

      Un beso.

    • José Santos

      muy bueno, me gusto y el final me arranco una sonrisa



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.