clarazuccaro

Pensé que ibas a ser una canción

Algo tuve que ceder
para que me prendas fuego,
no hables del cielo esta vez 
si el sol fue quedar desierto.

El bosque no es tu jardín,
tenes que saber primero
que cuidar no es un jazmín
para ser su jardinero.

No digas que perdí,
si mi cuerpo está derecho
y nunca te lo envolví,
recuerdo decir que luego.

Si amar es un reflejo
y yo tengo un roto espejo,
puedo escuchar y decir
que callar es un veneno.

Dueñas son las palabras
que no podes esconder en mi espalda,
la piel sangra y resguarda
cuando no se puede devolver.

Y si el dolor nos deja ilesos
en el lecho donde duermen 
los testigos que no tengo,
si echarse al viento 
no tiene peso,
mi cuerpo aún
no será tu desecho.

Algo tuvieron que ver
si los nombres no dijeron.
Algo tendrán que escuchar
para no ser sólo un hueco.
No tengo la culpa que hablar
me devuelva el cuerpo entero.

Comentarios2

  • 强制机械手

    Sin testigos no hay causa, caso ni peso.

    ¡Genial!

    • clarazuccaro

      Tal cual, gracias <3

    • Arturo Emprendedor

      Muy hermoso escrito, muchas felicidades.

      • clarazuccaro

        Muchas gracias, Arturo!!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.