Edmundo Onofre

MUERTE DESEADA

 MUERTE DESEADA

 

Muero cada noche,

muero por horas, todas las noches:

mi mente no siente

mi cuerpo agotado,

sin sensibilidad, duerme.

No siento,

ni tengo penas.

Descansan mis huesos trajinados

y mi carne cansada.

Para descansar, duermo

para dormir, descanso

y para poder vivir

necesito reposar... morir

porque sino descanso

no podré llegar

hasta el final de mis días.

Si no muero todas las noches

se adelantará mi muerte,

mi muerte eterna...

 

Ansío  momentos de morir todas las noches.

Quiero esa muerte.

 

Para que no muera antes,

debo continuamente morir...

Comentarios1

  • Paco Jose Gonzalez

    Gran poema, esta noche hay mucha calidad en lo que se está publicando.
    Abrazos.

    • Edmundo Onofre

      Paco, agradecido de tu comentario.
      Aunque aquí, en esta parte del hemisferio, tardará un poco en que llegue la noche... se presiente algo fabuloso en nuestras almas...
      Saludos cordiales.
      Edmundo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.