A. Martinez

Para sentirte.

Para sentirte
no tengo que volar
por sobre el intranquilo
parlotear del tiempo
ni he de pensarme joven
tan sólo debo
recordar aquellos colores
que alimentan mis sentidos
replicando en mi cerebro
cada minuto conquistado

Basta dejarme llevar
por la sensación de acariciar
tu pelo con su olor
a blancura de olas
a despertar de rosa nueva
o tu piel especiada con canela
suave y dulsícima
música para mis dedos

Basta pensar tus ojos
frescos y sedientos
el rojo perfecto de los labios
que se ofrecían trémulos
al espléndido "sacrificio"
de los besos
avivando en el pecho
los ritmos del amor

Basta saber
que todo era sólo amar
sin tener que inventarte
ahí donde el placer
se alargaba
de mis manos
a tu recogida cintura
y caminar de nuevo
lo íntimo de tus secretos

Más brevemente:

Basta vivir
la enamorada placidez
de los recuerdos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.