Catelgood

Revolución...



Congregar la tertulia

sumando sesudas cavilaciones

que resuelvan sociales tribulaciones

y ahuyenten la abulia

 

Llevar la pluma enhiesta

para derrocar trasnochados

intelectuales apoderados

de ignorancia impuesta

 

Crítico audaz y diletante

convertido en hábil justiciero

que derroca con placer y esmero

al zafio y al arrogante

 

Pero caray… ¡faltas hace tanto!…

y tu boca chiquita invita al beso

y me quedo de tu beso preso

y me envuelvo en tu manto

 

Y asaltamos el cielo

y los sudores cantan al viento

la mejor proclama que siento

enredado en tu pelo

 

Porque en noches frías

la revolución más perfecta

de caricias soeces nos infecta

y te siento tan mía

 

Que tu cuerpo es mi panfleto

donde escribo y declaro al mundo

que eres el acto más fecundo

y lo demás queda muerto

 

Revolucionarios fuertes...

esta noche es sólo de su piel

vertiendo simiente, ternura y miel

y retrasando la muerte

 

eso es revolución

lo demás... ilusión...

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.