Hector Fabio García Libreros

MORIR DE AMOR

Morir de amor,

sí que nos maten de amor.

La flor tiene espada por pétalo.

Por ir tan alto soñando cielos

caí a un abismo,

por soñar por mucho tiempo

no desperté.

Que la tumba sea el abismo

y sin epitafios, no hay nada que decir,

es mejor la condena al olvido

que mendigar lastima.

Jamás se muere el amor,

se precipita infinito el abismo,

que no acabe el dolor

que me hace cantar.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.