Jeinsson

A Ella

Aun cuando los días, no se vivan bajo la

estrella mayor en lo alto del firmamento,

verte, es admirar el más espléndido ballet

de luces en el centro de mi ser,

eres...

¡Aurora Boreal!

¡Astro Menor!

¡Eclipse!

 

No existe una luz tan bella, tierna

y sincera, como aquella fluyente de ti,

basta dedicarte un parpadeo para

jamás olvidar tu imagen

¡Perfecta!

¡Única!

basta acercarme un instante,

para bogar en las afluentes de tu esencia

¡Suave!

¡Dulce!.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.