Julio a lemus

Le das color a mi vida

mis días eran grises pero un día sin buscarla.

llegó a mi vida una preciosa criatura, que cuando la vi mis ojos regozaron de alegría.

ella había venido a darle color a mi vida, al ver algo tan lindo que fue hecho por las manos del creador,

me quedé perplejo era una criatura preciosa. angelical. era tan hermosa que hasta parecía una diosa, hermosa y esplendorosa era aún más bella que la misma Rosa.

la naturaleza al verla dijo Cómo puedo crear algo que sea más hermosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.