Alfonso Darío

Resurgir

Y la volví a ver sin querer
después de aquellos idos años
rememorando aquel ayer
vagando la orilla del caño
juvenil en aquel antaño

Tierno capullo fresco pétalo
que en abril nos brinda su aroma
igual al albor que se asoma
en mañanas abriendo sépalo
madurando tal fruto poma

Aires juveniles doncella
de por medio de hermosas ella
entre enjambres de colibríes
flor de jardín sonrisa sella
abejas al panal sonríe

Amistad a primera vista
hasta que la vida no exista
voto del amor quebrantado
pasión en hastío pecado
así nos perdimos la pista

Nuevamente se apareció
hoy señora mayor de edad
escultural me impresionó
oímos la vieja canción
lágrimas de felicidad

Creamos nuevo juramento
de un amor que hoy por hoy no existe
solo disfrutar el momento
pasión lujuria que persiste
en almas sin vida o tormento



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.