huertero

Socavón de luceritos...

Rio oscuro fantasía.  
Ríe un espejismo…
Al crepúsculo un mar de tierra húmeda.
Al crepúsculo hilanderas del cielo
disipando vellones de humo.
Socavón de luceritos
titilan terrones de tierra nueva.
Los huesos se desgajan en
los huecos de los torbellinos soterrados. 
En una lagrima sobran las
palabras que emergen de
la tierra como hilos de plata.

Comentarios1

  • Enrique del Nilo

    Asoma mi pupila
    al edén de tu cuartilla
    y la tinta se respira húmeda
    azota tu verso mi rostro
    mientras contemplo
    intento leer
    cuesta comprender
    pero no es el verso,
    si no mi intelecto
    que no logra acompasar
    la revolución de tu motor

    • huertero

      Buenas noches Enrique déjese volar...mi motor es parte de la movilidad y la multiplicidad de factores y actores de un pueblo de laburantes de la tierra libres de agroquímicos...

      • Enrique del Nilo

        Despojo mis sienes
        del resguardo del sombrero
        y elevo estas alas
        apeteciendo el cielo
        para festejar
        tan digna causa

      • Hay 1 comentario más



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.