Edmundo Onofre

RECONSIDERACIÓN

RECONSIDERACION
(A SONETO ENLUTADO)
Después de mi muerte persigue lo que desees:
estás libre desde ese momento
para hacer lo que tú quieras.
No hace falta que visites mi tumba,
ni menos te sientas obligada
de ir a dejarme flores.
No será necesario que derrames lágrimas
por mi partida;
bastará que vistas sobria
y estés estoicamente frente a mi féretro,
algunas horas.
Olvídate pronto de mí
no será útil ni sano que me recuerdes;
eres inteligente, tú sola te bastas.
Alégrate de no tener mi compañía,
de no depender de nadie
todo el día.


Debes estar tranquila,
el tiempo será el bálsamo que te cura...
con el pasar de los días
ya ni estaré en tu memoria.


Bueno fue que te reservaras
los sentimientos cuando estuvimos juntos,
que no demostraras lo que sentías por mí,
así será más fácil de atenuar la pena,
si es que existiera.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.