Hector Fabio

VERSOS A UNA MUJER CASADA

La primera vez de las miradas

casi me matas

no me cabía el corazón en el universo.

Al saludarte por primera vez

en tu voz estaba la melodía más bella.

El resplandor de tu presencia

la luz de toda la vida.

Tarde llegue para la cita del amor,

eres de corazón ajeno,

tu anillo es de fuego en tus dedos.

Siempre serás el gran sueño,

la estrella del destino. Por ahí dicen:

“el amor imposible es el amor total”.

Tú revelaste al hombre más feliz

en la luz de tu sonrisa.

Oh imposible amor

qué más puedo decir, qué más puedo hacer,

miro por todas partes, tu eres infinita.

Mujer en tus labios el color de mi deseo,

amor imposible

me perdí en tu mirada

 atrapado en tu eternidad,

aventura sin fin.

Amor imposible,

debo alejarme por ti

por ti, mi mayor sacrificio.

Mas no me rendiré

en las remotas noches de soledad

nos encontraremos en el sueño

tú me mostraras el último camino

en la luz de mi única alegría,

tu presencia.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.