Esteban Mario Couceyro

El continuo instante de saber amar



Tras la ventana

tu mirar

interroga mi pasar

cada mañana

..........

luego atardeciendo

...

y tu mirar

diciendo algo que debiese comprender.

 

Mis ojos leen los tuyos

eres demasiado niña

bella

y mi pasar continúa

y en cada paso

la mirada

pregunta

si te amo

..

qué cuesta detener

ese paso

que me acerca

tanto

como lejos me lleva.

 

Tu mirar

cada vez me detiene más

tanto

que algún día he de parar

preguntando algo

que te haga hablar

y sabré tu nombre

pronunciándolo

lentamente

para que mis labios

lo besen al salir.

 

Esa vez

llegaré como siempre

y detenido ante ti

pronunciaré tu nombre

suprimiendo los tiempos

en la eternidad

del sonido

mientras tus ojos y los míos

verán el continuo instante

de saber amar.

 

Comentarios3

  • YA SABES QUIÉN...

    Perlas de versos.

    Un placer de lectura.

    Saludos mi amigo.

  • YA SABES QUIÉN...

    Perlas de versos.

    Un placer de lectura.

    Saludos mi amigo Esteban.

    • Esteban Mario Couceyro

      Gracias por tus palabras Hector, el mérito está en la interpretación del lector.
      Un abrazo
      Esteban

    • El Hombre de la Rosa

      El saber amar las personas y las cosas de tu entorno es un reflejo instintivo que tenemos en los genes todos los seres vivos, estimado Esteban...
      Un placer leer tus lindos versos.
      El Hombre de la Rosa

      • Esteban Mario Couceyro

        Es así en general, pero algunos "especímenes", carecen de esa particularidad. Tengo entendido, que por disfunción en la mecánica cerebral (falta de enzimas específicas, que hacen al sentimiento amoroso),así me lo explicó un neurólogo, en su oportunidad.
        Gracias por tus conceptos, que hago recíprocos.
        Esteban



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.