Jesús Pérez Romero

UNA VISITA ASTRAL

Para evitar las miradas indiscretas

del sol de media tarde

que suele difuminar con su aliento

las manos de los deseos

para convertirlas

en sombras alargadas y fantasmales…

 

Cada madrugada salgo de mi cuerpo

y vuelo

impaciente y tembloroso

sobre ronquidos

de sueños profundos y gemidos

que salen

de las aristas de los viejos

edificios

donde la luna descansa

para tomar aliento y seguir caminando.

 

Evitando las miradas indiscretas

del sol de media tarde…

Cada madrugada me pierdo

entre los rizos rebeldes de un sueño imposible.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.