huertero

Voy...

En coplas de una quemazón.
A mis bríos los amanso a
sangre a profundos silencios.
Rumbeo a cabalgadura de mi sombra
distraída y serena.
Alborozado con la tierra y
la misma muerte.  

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Un hermoso poema al pensamiento humano estimado amigo Carlos...
    Un placer su lectura.
    Un abrazo de amistad.
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.