Federico Lanfranco

ME ENAMORÉ, YO SÓLO

 

Me enamoré, yo sólo

de quien tiró el amor al rio

y yo, triste y confundido

Creí que había cambiado

Su corazón dolido.

En eso le pregunté a Cupido

Sí tú haces milagros?

Flecha su corazón vacío._

 

Mí alma triste deambula

en la noche fría y sombría

y emerge en sus venas sedientas

el suspirar de mis pulmones,

sin respiración y sin aliento

Que a través del tiempo

quisiera traspasar el odio

con mí espada._

 

Me enamoré, yo sólo

Ella nunca miró mis ojos

y su pecho grande protegidos,

con almadura de intenso color púrpura

de hierro

Que ni las flechas , ni las balas,

pueden perforar

su corazón sufrido._

 

Me enamoré, yo sólo

Era un delirio, un amor tardío

que en el oasis de mi incertidumbre

Se hizo notar incesante

mí amor que no creció

en sus senos desnudos;

pero creció, creció y se hizo gigante

en el sueño mío._

 

D/R Reservado

Federico Lanfranco



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.