Federico Mendo Sánchez

TRATANDO DE OLVIDARTE

 

Solos tú y el mar en una noche oscura,

te ofrecí mi amor puro y sincero,

te di mis besos y también mi alma pura,

y me dijiste:- amor, tú eres el primero.

 

Desde aquella noche me envolví en tus brazos,

y contemple a lleno tu amor y tu hermosura,

mis palabras fueron calladas por tus besos,

y soporté tu pasión en aquella noche oscura.

 

Cuantas palabras encerraron nuestra mente,

cuantos momentos de encanto encontramos,

la noche fue muy larga y amanecía lentamente,

todas las promesas junto al mar lo dejamos.

 

Queda el recuerdo aún de aquella noche,

de todas las promesas que nos hicimos,

que yo volvería a ti por mar o por coche,

y amarnos por siempre prometimos.

 

Hoy todos aquellos sueños se esfumaron,

pues otro rumbo te llevo la tempestad,

hoy el mar recuerdo a dos seres que se amaron,

y que juraron amor hasta la eternidad.

 

Aquella playa le visito cada tarde,

y siento que me habla en silencio,

de que partiste una mañana sin alarde,

pero este corazón viene a buscarte como necio.

 

Amor de aquella noche a donde te marchaste,

sin dejar el rumbo para yo poder buscarte,

solo la noche me dice que una vez me amaste,

y que intente cada día, en tratar de olvidarte.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.