Teodocio Potes

EL DOCENTE IDEAL PREFABRICADO

El docente ideal de nuestro medio

debe tener la magia del artista

para cincelar el alma del alumno

cual un perfecto David moralizado.

Debe de ser un gran payaso

para que en su clase no se duerma

aquel que se aburre hasta en una fiesta

con banquete y licor incorporado.

Debe de ser reconocido y recordado

por todos sus alumnos

en ese estereotipo de sabio despeinado,

 de comic fantasioso o de novela.

 

Debe saber transmitir, embrujar y enamorar

sin perder el espíritu científico

ni la tozuda precisión del matemático.

 

Esta es la pintura perfecta del docente

que se exhibe aquí y allí

con todos los matices

en formatos pomposos y felices,

en decálogos pulquérrimos, morales

complejos recetarios muy formales.

 

Nos exigen que seamos transmisores

de saberes y experiencias, no de datos,

pero eso sí, a voz en cuello nos demandan

que seamos los únicos gestores

de valores que orienten sus vivencias,

como si fuéramos nosotros los docentes,

el modelo perfecto de sapiencia,

de bondad, de santidad, de pulcritud

y de todo invento de virtud prefabricado.

Y ellos mismos, llamados hoy día los dicentes,

el ejemplo perfecto en este mundo

de sensata y pulquérrima obediencia.

 

Cuando se aprietan los controles de este rol

y los niveles de exigencia

para hacernos creer que somos

casi dioses en el aula

pero obreros del discurso fuera de ella,

surge la tentación de dos caminos:

dejarnos embrujar de la ilusión de ser

actores sociales de importancia,

pero viviendo como cualquier asalariado

mendigando el jornal que se ha ganado;

o el segundo, con profundo dolor,

buscar por doquier nuevos destinos.

Comentarios4

  • Estefania Marel

    A mí no me gustó lo de matemáticos tozudos, jeje pero por lo demás es un poema muy sincero.
    A los docentes se les exigen que se comporten como dioses pero siempre limitándolos de alguna manera.
    Muchas felicidades a todos los docentes de Colombia y del mundo entero!!!
    Saludos para vos!!!

  • Maleja

    Excelente!... Me encanto demasiado!... Tienes toda la razón me estoy formando como docente y me agrada lo que escribes!... Saludos para mis futuros colegas!...

    • Teodocio Potes

      !Cuanto lo siento futura profe¡ Pero no crea, esta profesión tendrá que ser reevaluada en próximo futuro, asi muchos afirmen - con muy buenos argumentos - que los avances de las nuevas tecnologías nos estan poniendo en preaviso, pues los tutores virtuales y los cursos de fácil acceso nos van a desplazar. La verdad es que la revolución tecnológica sí nos hace replantear esquemas, metodologías y didácticas, pero este reto nos permitirá indagar otras formas de educar.
      Gracias por el comentario y me comprometo a leer con mas cuidado sus trabajos, y depronto, si me lo permite, emitir algunas opiniones críticas.

    • ivan semilla

      que si lo comparto
      un docente que no tenga didactica, que no entretenga que no enseñle con magia no es docente.
      tengo un anecdota veridica y propia que quiero contarte:
      cuando estudiaba para ser tecnico en futbol(profesional)
      estando en clases le pregunte a un alumno delate mío, que materia daba el profesor, pues, era el primer día que asistía y estaba como perdido(las clases habían comenzado hacia ya una semana) entonces el dialogo corto fue el siguiente:
      - che, perdón (así hablamos los argentinos) éste que da- dije
      -¿este?-contesto-
      este da sueño.
      ja ja ja
      asi que fijate si no estare contigo en lo que dices.
      bueno, no te aburro.
      te felicito
      abrazo grande
      es de favoritos

      • Teodocio Potes

        Su anécdota es un buen chiste. Alguna ves me atreví, en una cartelera de la institución donde trabajo, pegar esta expresión con intención humorística : "Si Uribe fuera docente, ¿cómo DICTARÍA una clase? " . Ovbiamente a muchos no les gusto la ironía. Pero bueno, el asunto es que la docencia aun reconociendo que es la profesión - o si quieren llamarlo oficio - mas desagradecida del mundo, tiene una gran ventaja, desde mi opinión: No nos permite congraciarnos con la rutina, pues a todo momento, en cada nuevo grupo, hay que inventarse cosas.
        Saludo Semilla.

      • FERNANDO CARDONA

        Has hablado con loqueran ( lo que era).
        Como tu, Profe, soy docente, pero ante la triste realidad de las mal llamadas revoluciones eductivas de los ultimos gobiernos, consistentes en de pronto pintar las paredes de la escuela y legislar de modo que el "dicente" simple y llanamente pase de grado en grado, sin cumplir su papel de dicente, o sea, sin decir ni disentir, y presionar al docente para que se limite su funcion de formador de hombres nuevos a colocar uina buena nota, asi ea la minima requerida para que el estudiante pase, opte por la segunda salida que planteas en tu acertado poema

        buscar otro camino, menos mal que ya estab pensionandome.

        Felicitaciones por tus letras profe.

        Un buen dia

        fernandoelgrande



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.