Antonela Chiussi

Son reí me.

Sonríe, con sus dientes perfectamente acomodados

dentro de su boca inmensa.

Sonríe, con su rostro entero.

Sonríe, con sus ojos, achinadamente maravillosos

Sonríe con su estómago

mientras su cuerpo tiembla

Y yo me dejo temblar, también

Mientras él me sonríe.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.