Jess Delargge

Estar contigo y Soledad



Estar contigo es entender la soledad, aquella que pensaba evadir en mi vida, es abrir los ojos y reconocer el antes de ti como una mentira. Habia creido estar acompañada, habia creido ser parte de alguien, pensaba rodearme de personas y en ese momento dejar de estar sola, ver alguien a mi lado y suponer que eso es todo. Pero estar contigo es admitir que no, que la presencia puede ser soledad y que la vida puede irse sin conocer la verdadera compañía, estando en medio de personas y vivir en soledad. Estar contigo es saber qué es la compañía, es recordar mis planes de viajera y aventurera a los que siempre imagine irme "sola" porque la "compañía" de la gente no es lo mio, me acostumbré a ser amable y aguardar a que se fueran para ser yo misma, creí que la lejanía de personas era el unico estado en el que el ser humano pudiera encontrarse a sí mismo, que a todos nos estorbarían siempre quienes estuvieran a nuestro lado. Pero estar contigo es sonreir desde un lugar en el que no existían las sonrisas, es poder cerrar los ojos y aún así no dejar de mirar, es encontrar todo lo que jamás me atreví a buscar, porque asumí que no existía, estar contigo es estar, no sólo con la cercania de nuestros cuerpos, sino con el alma, es tocar las fibras de un ser que te acompaña en una dimensión que no se puede ver, estar contigo es hacer la espera placentera, cuando me habia resignado a lo contrario. Es encontrar siempre la puerta habierta en cada habiración, es creer, avanzar, activar un mecanismo que bombea la sangre como nada lo habia hecho antes, y llamar al resto de tiempo en el que tú no estas con el nombre SOLEDAD.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.