juan sarmiento buelvas

BAJO LA SOMBRA DE TU RECUERDO.

 Hoy; cuando  solo a quedado en mi el embeleso de esas tardes en que tu silueta de diosa viajera veneraba como se veneran las diosas que escapan del Edén para ser veneradas por los mortales.

 

  Hoy cuando busco y no encuentro ese árbol que muy complaciente sus sombras me prestaba todas esas tardes en que tu silueta tímida y sonriente desnudaba con los ojos del alma.

  

Hoy cuando ya no esta ese árbol.  

 

Y no está porque sucumbió al olvido de tu ausencia, a la ausencia de tus encantos de Diosa libre como el viento, que al pasar sacudía el verde de su vestimenta con el aura que irradiaba tu belleza.

 

Hoy recuerdo cuando celoso me miraba porque sabía que yo solo ambicionaba robarle un beso a su Flor de mejillas de pétalos ruborizados por mis miradas.  

 

Hoy cuando solo leñas quedaron de su orgullosa existencia en el ocaso de esas tardes de arreboles que impaciente te esperaba bajo su fronda.  

 

Hoy melancólico revivo con recuerdos esos: los atardeceres en que ansioso el desespero me invadía el alma al llegar esas tardes en que cobrizos saldos de un sol desesperado buscaba con insistencia resquicios entre  nubes para admirar tu belleza antes de perderse en la oscuridad de noche.  

 

Hoy cuando las cenizas de ese árbol vuelan por el aire junto a mis recuerdos visito ese lugar donde todas las tardes contemplaba la razón de mi existencia.  

 

Hoy, cuando quizá frecuentes la sombra de otro árbol.  

 

Cuando ya mi mirada no ruboriza tus mejillas; sigo esperando el día que un nuevo árbol me de cobijo bajo su sombra para poder seguir soñando en el recuerdo con el embeleso de tu belleza .

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.