rosa1972

VERANO EN LA COSTA BRAVA

Sol ardiente del mediodía

cuerpos ligeros de ropa,

playas llenas de turistas

que vienen sedientos

de paella, mar y flamenco

a nuestro luminoso país.

 

La cerveza y la sangría

refrescan y alegran el verano,

todo es comida y risas

en los pueblos de la costa.

 

Llega la tarde y la brisa

refresca las pieles enrojecidas

por los rayos solares,

que reducen su fuerza

al estar cerca la noche.

 

La gente pasea

por la orilla del mar,

los pies de los bañistas

gozan de la arena fresca

y húmeda,

las olas del mar sereno

componen una bella melodía.

 

El sol poco a poco

se sumerge en el horizonte,

mostrando sus suaves

trazos anaranjados,

ya débiles y adormecidos.

 

Un manto negro cubre

la playas,

y las farolas se encienden

iluminando las calles.

Las carpas y los chiringuitos

abren sus puertas.

 

Todo el mundo

sale a bailar, a beber

y a divertirse en la mágica noche.

Y esque el verano

en la costa brava

es especial.

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • rosa1972

    Este poema me trae muy bellos recuerdos de Tossa de Mar, un pueblo en donde veraneé un año, era precioso, bello ambiente, playa preciosa y buena gente.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.