jureme

la vi llorar

LA VI LLORAR.

A mi niña pequeñita vi llorar
tristeza vi en su inocente alma
Igual mire su corazón cruentar
cuando de dolor perdió la calma

Lloro por la torpeza que tuvimos
A esa insensatez la perturbamos
Su ánfora de paz se la rompimos
a su llanto el enojo apaciguamos.

Sus pupilas de lágrimas surcadas
y sus ojos con suplica marcada
junto al grito con que dijo: estoy

De ipso facto apago frías miradas
y el improperio igual lo silenciaba
al decirnos: no discutan por favor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.