Tomas Hernandez Garcia

Tus ojos

La dulzura tenue de tus ojos
Se desprende suave y penetrante
Y me quema la piel y me desgarra
Rabia sorda que entorpece los sentidos
Volviendo al hombre fiero
Y a la mujer salvaje.

Un signo de sexo en tu mirada veo
Ven y calma el deseo
No reprimas tu carne
Que la mía palpita por llenarte.

Llena el vaso que vacío espera
El nivel que se desborda por exceso
Busca el momento, no le temas
Impregna tus caricias en las mías.

Vierte la sabia dulce de tu boca
En mis cálidos y blancos marfiles
Que jugaran el papel tan importante
De recorrer tu piel…. De carne a carne.

 

Comentarios7

  • Yolanda Barry

    felicita a tu amiga,es un poema muy bello.

  • Maria Hodunok.

    Maravilloso poema, sabiamente escrito con un toque sutil de sensualidad, que lo realza de forma muy bella.
    Felicitaciones a la autora.
    Gracias por compartir, eso es cosa de buen amigo y persona.!!!!

  • Mirta Elena Tessio

    Interesante poema, evocador y sensual.Gracias por esa actitud hacia una amiga.-Felicidades.-

  • Elenas

    Coincido con los demás compañeros que te comentaron. son bellos tus versos y dejas en ellos ese toque de sensualidad que me encanto!
    saludos
    Elena

  • FHER77

    Hermoso poema, te felicito.

    Saludos y gusto en leerte.

  • Jose Adolfo

    Ese poema desnuda la esencia de una mujer a plenitud / a ella y a ti por ser palabra peregrina / vaya toda mi complacencia por vivenciar la palabra desde ese otro lado del mar

  • Ágora

    Hace sentir mientras lo lees, muy bonito



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.