Leoner Lozano

Mi bote vacío, conmigo.

Desde lejos estoy caminado,

Por las venas del siglo,

Mientras autos pasan,

...

    Me dicen que estoy en la misma cama que ayer.

...

    Misterioso del mundo

Esta es mi danza ancestral,

Mis brazos junto al infinito cielo,

La flora de mis palacios de agua,

Toman forma los niños buceando,

Entre los más renombrados escondites de infancia sublime,

Qué es sino, una irrefutable, el nacer de toda una revelación de serenidad en la fragmentada especie que es nuestra mente.

Observamos a un gato gris oscuro cazando a pichones, detrás y sin abrir el asombro que nos dominó estuvo siempre invisible en aquella cúspide de semejanzas, no sólo hablo del amigo felino sino de su forma de actuar, sino de los seres aparte de nosotros.Escuchar hasta expulsar el entorno, disipando el la decisión del momento futuro. El futuro es el hoy, está circulando, todo es lo mismo; el presente es el pasado moldeándose a sí mismo.

Cuanto pasa que el poeta no sale al mundo a gritar de locura sus más profundos de deseos. La carne viva,.el espectro de su palabra, su dága en tú corazón, porque el poeta, asesina también. Ama y culmina, florece y marchita, esa es su belleza, la vida propía en sus deseos de humanidad completa, sin ordenanza.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.