Polvo en un nada que es todo

ávido de ti

Mis labios sedientos de tus besos

mis manos hambrientas de tus curvas

mi lengua ávida de tus pezones

 

No es tu cuerpo el que aviva mi llama

son tus letras que seducen el alma

tus ojos las que despiertan esta sensación

tu sonrisa la que provoca una discreta ereccion 

 

eres tu mi bella dama que provoca cada agitación

tu que avivas este ardor en el pecho

y este hormigueo en el pantalón

 

te necesito como la flor al sol

me inspiras como el viento al jilguero

te amo locura, como nadie te ha amado 

 

 

Comentarios1

  • Bienvenidos

    Cuanta franqueza en este poema,
    y cuanta hermosura que te seduscan sus letras.

    te quedo hermoso,
    saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.