Esteban Mario Couceyro

Recuerdos por vivir



Qué puedo yo contarte

impresionando

los recuerdos que vamos a vivir.

 

Cómo haría

para que en los amaneceres

vieses mis ojos

mirándote extasiado

de tu hermosura.

 

Desearía crear una historia

para nuestro amor

donde cada día

pueda llevarte

por los cielos

en vuelos serenos

y en mis brazos

sostenerte sobre el horizonte

siendo nueva luna.

 

Quisiera que los vientos

canten en el paisaje

de tu hermosura

esta historia de amor.

 

Por que mis palabras

no podrán salir

en medio del naufragio

de un sol moribundo.

 

En esa historia

te besaré callando

las palabras

que has escuchado

de mi amor angustiado

por saberte mía.

 

La vida se me va

en la mirada

los cabellos

y las manos

al verte mía.

 

Es tan frágil, el amor

tan poco el placer.

 

Ya la noche plena

y vos estás allí

tan distante

rodeada brillos y misterios.

 

Quiero contarte esta historia

de amor y pena

por desearte y tenerte

en ese cielo

rodeada de estrellas

de saberte bella

por besar la boca

el cuerpo, como un camino

que transito sin destino

vagando perdido

hasta que el sol

me quite la sombra

dejándola a mis pies

derrotada

y solo pueda esconder

mi amor en estas palabras.

 

Qué puedo yo contarte

de los

recuerdos que vamos a vivir.

 

Comentarios2

  • Beatriz Blanca

    Momentos que se repiten con rápida lentitud de los sentidos.
    Así es vivir tratando de no repetirse.
    Que la vida te sonría, un saludo amistoso

    • Esteban Mario Couceyro

      Este personaje, sueña con recordar en el futuro, un pasado de amor que sirva de realidad en ese momento.
      La repetición, es en cierta manera inevitable.
      Un abrazo
      Esteban

    • El Hombre de la Rosa

      Amigo Esteban los recuerdos nos ayudan a vivir nuestro presente actual y tus geniales versos lo demuestran..
      Un grato placer pasar y leer tus versos..
      El Hombre de la Rosa

      • Esteban Mario Couceyro

        Gracias amigo Críspulo, a diferencia de otras especies, vivimos en distintos tiempos, aunándolos en un presente inestable.
        Un saludo fraterno
        Esteban



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.