Cecilio Navarro

El mundo que percibo

La noche y sus tinieblas, tiemblan;

un himno mañanero, anuncia el alba.

Un pájaro jilguero, alegre canta,

pues sabe que las sombras

ya no le espantan

y augura con sus trinos, el fin de la ignorancia.

 

Las rosas se inflamaron de rocío

queriendo prolongar su corta vida,

sabiendo que su efímera belleza

es sólo la ilusión de pocos días.

 

En cuna de algodón y suspendida,

la nube vaporosa cubre el cielo

formada por vapor de fluidos gases

dispuesta a convertirse en agua, o hielo.

¿Tan sólo una cuestión de espacio o tiempo?

¿Materia que se forma en mi cerebro?

¿Colores que iluminan mi retina?

¿O es sólo percepción… de un simple sueño?   

 

 Cecinape  02/08/2017

Comentarios2

  • YA SABES QUIEN

    Un gusto conocer tus letras amigo.

    • Cecilio Navarro

      Gracias Hector. Por aquí ando de vez en cuando 😉 Saludos.

    • María Isis 🍷

      Tiempo sin verte, y sin leerte hoy si he podido.
      Saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.