ANDRES PRIETO

DULCE PESADILLA

Al caer, recuerdo

las mismas palabras,

mismas emociones...

El querer escupir

todo fuera de mí,

el gritar tan fuerte

que al callar

mis cuerdas se rasguen

y enmudezca una eternidad...

que aquello que cambié

por un corazón,

regrese a no tener ningún valor...

Y en la tierra arrastrándome

ya sin sentir el dolor,

ya sin ver esa luz...

allí en el suelo recuerdo,

recuerdo cada momento,

esa primera decisión

que conllevo este mal,

agonizando en la oscuridad,

te recuerdo…

Recuerdo lo feliz que creí ser,

recuerdo la fortaleza

que me daba tu mirada,

la sensación de inmortalidad

que emanaba de

tus labios en cada beso,

en cada palabra…

Enterrado en la miseria,

recuerdo la calidez de tus abrazos,

te recuerdo a ti,

el más dulce de los sueños.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.