Jose Luis Posa Lozano

LAS ARRUGAS DEL ALMA

No me importan las arrugas de la piel, 
me importan las arrugas del alma, 
la barriga de la rebeldia,
la celulitis de la voluntad, 
la artrosis de la esperanza.

No me importan relojes ni calendas,
me importan los días vacios,
los meses en blanco, 
los años perdidos.

No me duelen los achaques del cuerpo,
me duele la muerte de los sueños,
la agonía de las ilusiones, 
el finiquito mortal de la sonrisa.

No quiero ser un muerto en vida, 
un entubado al miedo y al silencio, 
una charca enfangada,
un zombi a la deriva.

Abre tus alas y volaremos juntos
por encima del tiempo y el espacio,
que la luz ilumine nuestras vidas
y el calor del amor nos dé energia
para buscar mas allá de las estrellas
ese universo que intuyo en tu mirada.

Comentarios2

  • estacadilla

    A eso hay que tenerle miedo, a las arrugas del alma y no a las de la piel que son años los que mandan y con ellas hay que ser feliz.
    Saludos

  • Bambú

    Yo tampoco quiero esa tristeza.
    Aprovecho para decir que ninguno de sus poemas me dejan indiferente; son bellos y bien compuestos, tienen ritmo y musicalidad, huyen de las palabras fatuas que, como clichés poéticos, tanto abundan en la poesía de poca calidad; sus poemas, además, transmiten mucho sentimiento.
    Un placer leerlos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.