Elmer Godoy

El bruto náhuatl...

.

El bruto náhuatl.
Primera parte.

Era güitè un cazador tenaz, orgullo de los salvajes Jaguares._ a la edad de 15 años cazó su primer venado a mano limpia, entre los demás aprendices existían rencores hacía él.

Güitè que soñaba con volar, tener alas y los cielos azules surcar, emprendió un viaje de iniciación para ascender al rango más alto... los hermanos Tepescuintle, rivales de Güitè, lo perseguían para darle muerte.

Los Tepescuintles que eran tres... llevaban su mejor facha, pieles de tigres y unas plumas largas de color azul._ tenían planeado montar un escena donde Güite moriría a garras de un tigre.

Adentrados en la selva Güitè decide descansar, toma unos palos y con unos extraños movimientos logra hacer fuego, algo muy novedoso para los Tepescuitles que ha distancia pasando frío seguían su objetivo._ Güitè que contaba con la sabiduría de su padre decide hacer ritual, fumando hierva y comiendo un hongo especial.

Entre sueños y recuerdos vividos ve como un Quetzal se enfrenta a tres tacuazines... al día siguiente Güitè decide cazar, cuando de repente divisa una serpiente... un coral al cual tiene muy cerca... zaz que la serpiente lo pica, cae al suelo Güitè... los Tepescuintles no lo pueden creer._ Hoy si seremos brutos decían, dando brincos de alegría.

Cuando llegan los Tepescuintles al lecho de Güitè se admiran de lo que ven, un andrajo engusanado, perplejos de lo que ven no se percataron del peligro que los acecha... la serpiente que pico a Güitè activo su náhuatl interno, el cuál le dio el poder de volar.

Güitè que no comprendía muy bien lo que estaba pasando, ya que en su mente tenía ecos de aplausos y chillidos a estallar._ la sorpresa de estar volando lo tenía abrumado, en su interior sentía el instinto cazar!

De a poco sentía como mejoraba su vuelo, y los ecos se hacían mas claros, para cuando a picotazos y aleteos, asustados huyeron los Tepescuintles._ llenos de pavor corrían por ver a esta bestia mitad humana, mitad animal.

Güitè termina el día adolorido, cansado y abatido... confundido del porque le había pasado esto, de niño oía leyendas las cuales no recordaba bien._ decide subir a la montaña de un viejo sabio, el cual podría develar este extraño suceso.

 

Continuará...

Comentarios5

  • María Isis

    Un relato impactante, espero leler mañana la segunda entrega, veremos que consejo le dará el sabio que vive
    en la montaña.
    Un buen lunes y semana tengas.

    • Elmer Godoy

      Gracias kitty aprecio tu comentario, y bueno en esas estoy, reparto mi tiempo en lo que me gusta.

      Saludos y bendiciones.

      • María Isis

        Eso hacemos repartir el tiempo en recuerdos y en escribir sentimientos
        a veces tristes otros agradables.
        Espero tu segunda parte que he visto estás en ello, pues no está publicada.
        Un buen día de inspiraciones tengas y vengan.

      • Maria Hodunok.

        Extraordinario relato Elmer.
        Que imaginación prodigiosa tenés, nos fuiste llevando y mostrando en letras esta historia maravillosa.
        Un encanto leerte.
        Abrazos y esperamos la segunda parte.!!!!

        • Elmer Godoy

          Gracias María H. Aquí haciendo lo posible por ser constante.
          Aprendo mucho de todos aca en el portal, y me gusta estar acá en compañía de buenas amistades.

          Saludos y bendiciones.

        • Hugo Emilio Ocanto

          Un relato sorprendentemente maravilloso, Elmer.
          Una elevada imaginación tienes, poeta.
          Placer estar en tus letras.
          Y espero ansioso la continuación.
          Mi felicitación.
          Mi saludo, un abrazo.
          Hugo Emilio.

          • Elmer Godoy

            Gracias mi estimado amigo Hugo, pos allí voy de a poco. Siempre es gusto leerte.

            Saludos y bendiciones.

          • Edmundo Rodriguez

            Querido Amigo Elmer ,
            Excelente trabajo , me atrapoò la atenciòn .
            Un gran Abrazo .

            • Elmer Godoy

              Pos que bien que te atrapara, es grato saberlo, ya vendrá más.

              Saludos y bendiciones.

            • Lita_81

              Hermosa historia Elmer, siempre te he dicho que tienes ese don de escribir, sòlo que no lo dejes de escribir. En esta historia dejas misticismo y belleza en aprendizaje.
              Abrazos y un fuerte abrazo a tu alma



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.