Amaría.

Alma muerta

En este espacio vacío que me dejó tu olvidó, llegan  tus recuerdos a golpearme con fuerza, tratando de derribar mis muros que levanté para cuidar a un alma muerta.

Un alma muerta que  se marchito en tus brazos que te cubrió de besos que  te quiso tanto, hoy solo es sombra, hoy solo es eco hoy solo es hoja que arrastra el viento, hoy ya no llora hoy ya no siente, porque tu olvido la hizo valiente.

Hoy no es ceniza hoy no es arena solo es recuerdo de un alma buena,  una flor bella que se hizo roca, es solo ruinas de un alma rota.

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.