Gabriela Rodríguez

"Tu entrega en una mirada" Capítulo V (final de una bella historia de amor)

"Tu entrega en una mirada"

Capítulo V (Final de una bella historia de amor)
La despedida.

fueron noches de entrega en la playa, besos y caricias que ninguno de los dos podrá olvidar. No conozco nada de su pasado sólo lo que me platico aquella primer cita en la playa, tan especial es para mi que no es necesario saber nada, si el existe para mi a partir del día que lo conocí.

Su trabajo se termina en mi ciudad y eso me entristece, sé que se marchará y no volverá, lo veo en su mirada; hay algo más fuerte que pide su presencia en aquel lugar y no me asusta pensarlo si lo que disfrutamos fue algo que sobrepasaba nuestros instintos y de lo cuál no me arrepiento.

Llega el día, nos quedamos de ver en la playa, al caminar al encuentro mi vientre se contrae, lo presiento, es nuestra despedida.

El atardecer es maravilloso, las olas se hacen escuchar, como el canto de las aves al alimentar, mi mirada es triste al observar todo aquello que en otros momentos me da paz, sin embargo hoy no es lo mismo.

Como siempre él llegó temprano, ¡Que guapo! y yo, tan simple con mi facha. Cuando me ve venir me muestra esa sonrisa que me hace temblar y extienden sus brazos hacia ami y dice:
- ¿Por qué has demorado? Te esperaba desde hace rato.
- camine un poco más lento, le respondo con mucha seriedad.
- Damita llegó el momento de irme, mi trabajo se termino y me necesitan en oficina. Se que no he sido totalmente abierto contigo referente a mi vida y solo he dejado ver lo que desee, creo que es momento de darte una explicación...
- No la he pedido, Lo callo.
- Yo decidí vivir todo esto contigo por que fue mi deseo y mi sentir, asumiendo las consecuencias...
-Victoria...

Lo interrumpo no quiero escuhar lo que pide su presencia, no quiero, destruiría lo mágico de como se dio todo lo bonito que vivimos.

- Victoria, quiero decirte que eres y serás mi más bonita casualidad; si algún día necesitas de mi te la seguridad que siempre estaré para ti, no importa mi situación o con quien esté, yo acudiré, recuerdalo.

No digo palabra, solo asiento con la cabeza, mis ojos hablan por sí solos, mi mirada es triste, se va el hombre que me hizo mujer, el hombre con quien me gustaría pasar el resto de mi vida, se que él desea y piensa lo mismo; sin embargo él tiene un lazo más fuerte mucho antes de que me conociera y de aquel pasado que yo no quise conocer.

Nos llegó la noche sentados en la playa, disfrutamos entre risas todo aquello que recordabamos, sabíamos que era nuestra despedida.

Lo ame por última vez, me entregue a él en cuerpo y alma, ambos dejamos parte de nuestra ser en la playa. Sabiendo que jamás se repetiría y la entrega fue total.

Al retirarnos ambos caminamos tomados de la mano hasta la puerta de mi casa, fue en este instante que sentí que se desgarraba mi alma.

-Victoria, mi damita, te llevo impregnada en mi, nunca te olvidaré, te amo.
- Leonardo, jamás olvidaré cada instante que vivimos juntos, porque lo llevo dentro de mi ser y siento en el alma no haber llegado a tu vida antes, te amo.

Con un largo beso lleno de pasión me entregó por un instante su alma y su entrega en una mirada.

Fin.

Gabriela Rodríguez
25/07/2017
Navojoa, Sonora México.

https://www.facebook.com/GabrielaRodriguez.Escritos/

https://www.poemas-del-alma.com/blog/usuario-173070

http://gabyrguez.blogspot.mx/?m=1

Comentarios1

  • JAVIER SOLIS

    Lo dicho amor fugaz sólo huellas, solo recuerdos, solo palabras . muy bonita imaginación mi bella poetisa me encantó. Felicitaciones.
    Con mucho cariño
    JAVIER SOLÍS

    • Gabriela Rodríguez

      Así fue Javier amor fugaz y huellas que se llevan en el alma. Historia creada de la imaginación. Saludos😉



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.