Lara Plath

El Apogeo de Safo - Inminencia

He aquí,
que la musa griega ha vuelto.
Ha vuelto a sus días opacos,
Invisibles.
Días en donde la metamorfosis
a tomado un rumbo distinto.
Cesó aquella transformación
promiscua que tanto anhelaba tener.
Cesó aquellos tiempos febriles,
en donde reinaba su fertilidad.

Artemisa se encuentra
decepciónada.
Sus dotes de la caza y de mujer leal
no han servido de inspiración
a esas vírgenes profanas,
que no se deleitan con el libertinaje.
El purgatorio está muy cerca,
muy cerca de su hedonista predilecta.
Que aún no a conseguido,
la redención de su más vil pecador.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.