Leonardo Jose Martinez Aguilera

URGE

Cuando nazca este niño,

no traigan escarpines.

Lo inmediato traigan:

el sorbo blanco de su madre.

 

Al morir este hombre,

ni crisantemos ni jazmines.

De su hijo urge:

la ola desbordada de los ojos.

 

Y si recuerdan a este muerto,

entre escombros de silencios.

Bajo las alas del tiempo…

el soplo tibio del olvido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.