Peñafuente

Soneto Cuarenta.

Tu tenaz corazón presenta ahora

la tesitura plena del sazón

que troca nostalgias y desazón

en un ave que al alto vuelo explora.

 

Tú, mujer, como el concreto que fragua

y que se templa como ardiente acero,

firme a los elementos por venero,

opónte al tiempo y su marcha como agua.

 

Como árbol que en sus logros se reviste,

docenas de frutos que al viento ondeas,

cruza la fronda que abajo, ayer, viste.

 

Es tiempo de acertar en tu destino,

segura ya, aunque ahora no lo veas:

Mira, aún tienes tiempo, fuerza y tino.

 

 

Comentarios2

  • Khadija (Alyamar)

    A buen son ese soneto.. placer leerle...Saludos.

    • Peñafuente

      Hola Khadija!! Tanto gusto y muchas gracias, a mi también me agrada leerte. Hasta pronto.

    • Isiszkt

      Muy bueno, me gustan mucho los sonetos.
      Saludos

      • Peñafuente

        Muchas gracias por tu comentario Isiszkt!! Hasta muy pronto..

        • Isiszkt

          Hasta siempre.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.