Musvi

Hastío.

Hacemos del oprobio escándalo

al cabo de ser publicistas recalcándolo

reproduciéndolo como fotocopiadoras

es más barato que una payola

más efectivo que propaganda de Mcdolar

lo repetimos de boca en boca.

 

Y no es que no sea escándalo

sino que nos envolvemos en cuadros

que son clínicos, psicológicos

somos reos; peor que eso

somos peones, subordinados

y nos mantenemos esperanzados

peor que eso, somos esclavos

de la gula de los hinchados.

 

Se piden orgías retorcidas

de pura violencia desmedida

unos la muerte la glorifican

para justificar la libertad

mientras observan con distancia

¡El verbo es recio!.

 

¡Heces y nada más!

Al apartar la razón y la [sensibilidad]

mientras mares de billetes nos mueven

al apoyo del sufragio de un bando determinado

¡da asco, estoy hastiado!

al cabo de que esas mareas nos ahogan 

lentamente como sogas nos ahorcan.

 

El pánico llega, acecha con cautéla

la gente lo hace como quimeras

o lo imaginan, animan como esquizofrenia

al ver que no alcanza la quincena

y el niño pide una arepa.

 

Adolfo D'Erizans.

 

Comentarios3

  • Texi

    Soy solo una ignorante, y tengo que admitir que a veces me cuesta entender la buena poesia...
    Pero creo que esta tuya la entendi y no me queda mas que darte toda la razón y que muchas veces no somos conscientes de que nuestros actos cotidianos pueden influir en engordar a los hinchados, mientras nuestros bolsillos se vacian sin poder llegar a fin de mes...
    ¿Entendi algo o no entendi nada...?

    • Musvi

      Saludos, Tximeleta.

      Gracias por leerlo. Sí, has entendido, y todo lo que corresponde, por corresponder a intereses ajenos, de lo orquestado, que se despliega como efecto dominó, que consigo es conseguir alteraciones, malestares, y distracción ante quienes se mantienen en una posición favorable, y que no velan por el interés del otro, y menos del oprimido, como cuando digo "y el niño pide una arepa".

      • Texi

        Muchas gracias por contestarme. Si eso me ayudo a entenderlo aun mas (lo del niño y la arepa).
        Salud

      • Χείρων

        Bien fuerte cada palabra suya con la cual me identifico mucho. Viví en Caracas, Venezuela, para ser mas exacto en Petare y conozco algo de su pueblo. Siento tu tierra como mía, por eso me emociona tanto poder leerte .
        No se rindan nunca...
        Que las rodillas jamás toque el suelo...
        No es una opción perder.
        Fuerza y Valor.

        • Musvi

          Gracias, hermano. Por el comentario sin ninguna banalidad, por lo cual tu sentir, es representación de lo que expreso desde dentro, de una realidad no sólo individual.

          Estimo lo gratuito de tu comentario. Aquí estamos, deseosos de mejoras, y con las diversas vertientes para conseguir tales mejoras.

        • Ángela Teresa Grigera Moreno

          muy fuerte el poema denunciando una situación insostenible para un pueblo, dónde el pueblo es maltratado, esclavizado y tomado prisionero de los políticos inescrupulosos, que hoy en día amenazan toda democracia. Los populistas de seguir así nos destruirán como personas transformándonos en viles esclavos



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.