Gerardo Barbera

CAÍDOS

 

 

Sin sentido la vida,

el sentido es esto,

el sol en la cara,

la botella encendida

en mis manos,

pensar, soñar

la vida sin ellos,

los malditos 

que disparan,

¡Dios, el calor!

 

 

El aire y la tierra,

no puedo respir...

me duele un ojo,

la veo a ella,

a mi Vieja,

¡Dios, todo es húmedo!

el asfalto,

unas botas muy cerca

de mi cuerpo.

 

Una sensasión fría

recorre mi sangre,

todo es silencio,

una bandera en mis manos,

se la llevan Ellos,

los que pisotean 

mi cuerpo,

los que juraron defenderme,

me dispararon,

se reían,

¡un estudiante menos!

 

 

La mujer vestida de negro,

me besa,

se despide.

Todo es silencio,

nubes en la mente,

recuerdos,

humo en la cara,

gritos,

maldiciones,

soy uno,

sólo eso,

un muerto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • Gerardo Barbera

    Gracias por tu solidaridad, amigo poeta



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.