BlackEar

Alma auténtica

¿Qué hacen estas emociones dispares?

Surcando mi tranquila y monótona noche 

¿Qué buscan los cóndores grises? 

En mi aguerrida armadura humana 

 

Soy el lamento más triste, el rostro de mi destino

Soy el títere sin cuerdas, el muñeco de nieve negra 

Soy el faraón oculto en un sarcófago eterno 

Soy la manzana roída por viles gusanos 

 

Y es que mi estigma es la dócil cáscara de oro 

Aquella que rige mi vida, mi continuo devenir 

Mi cerebro encapsulado en telarañas 

Que hablan mucho más que mí 

 

El sueño me ha llevado a lo indescriptible 

¡Por fin he podido reconocer mi verdad! 

He podido navegar en la aurora 

Soltar los resquicios de mi fría autenticidad 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.