Viviana Vásquez.

Avenida del encuentro.

Un último intento que podría salvarnos. 

 

Ven, viaja conmigo, compárteme tus sueños, déjame besarte los miedos y explicarle a tu razón, porqué no me quiero ir. 

Déjame quererte, cuidarte y ser un motor para tus sueños, no permitas que mi vuelo se adelante mucho, alcánzame en alguna estación y dime que sólo hacías una llamada o que te perdiste en el camino. Sigamos siendo prueba del amor, de la poca cordura y del deseo intenso de compartir la felicidad al lado de alguien. 

Me bajaré en esta estación, pero por consecuencia de humanidad poseo el defecto impaciente, y no sé qué hipótesis logre conducirme de nuevo al tren del destino y defina planear mi futuro con la tranquilidad perturbadora y monótona de la soledad. 

Dime si vienes, si no, para pagar este café y marcharme. 

 

 

Comentarios1

  • Augusto Cuerva

    Buen escrito en busca de ese amor,,Espero que te llegue pronto,,,Un saludo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.