Edmundo Onofre

NIÑO RURAL

 NIÑO RURAL


Niño campesino
vas por el sendero
que tus mismos pasos
día a día hicieron.


Vas para tu escuela
oliendo las hierbas
que junto a la senda
van dejando estelas.


Vas tú calculando
los pasos que das
para que no olvides
sumar ni restar.


Nombras las plantitas
que salen del prado
para que refuerces.
lo que has estudiado.


El trayecto es largo
hay que descansar
y beber el agua
de ese manantial.


Sientes la campana
tienes que correr
llegar a tu escuela
en un dos por tres.

La clase te agrada,
sobre todo ciencia,
porque ya conoces
todas sus vivencias.


Se está oscureciendo
debes tú volver
antes que anochezca,
te puedes perder.


Vuelta de regreso
vas muy optimista
por lo que aprendiste
en linda escuelita.


Llevas la esperanza
de poder cambiar
la pena en el alma
de tu pobre hogar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.