Carlos Santiago Olivo Jacome

Verte bailar

 

El salón estaba lleno, pero tu, eras la mas bella
la mas hermosa, la mas radiante, la de los ojos brillantes
de pronto la orquesta empezó a tocar
los violines sonaron y te vi bailar

 

Al ver tus movimientos suaves, delicados como una ave de cristal
el tiempo se volvía mas lento, el ritmo a su vez mas largo
parecía que tu alma hablaba por tus labios carmesí
tu vestido se movía como las olas en el mar

 

La luna llena parecía marcar los tiempos en cada vals
las estrellas como reflectores iluminaban tus pies al danzar una y otra vez
parecías un girasol que se mueve con el calor del sol
fueron horas dulces que no olvidare, al verte feliz bailar.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.