Iván Montenegro

Diferencias

Éramos muy diferentes Casi nada en común El casi lo argumentaba Sólo el amor. Amor que parecía inexorable Amor que servía de escudo Para todos mis evidentes defectos. Cuando muere el amor El escudo afloja Dejando al descubierto Lo malo que soy Las diferencias se acrecientan Nada en común Nada que argumente Ya puedo divisar el final.  


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.