El Hombre de la Rosa

¡¡¡ VERSOS DESDE CÓRDOBA !!!

 

¡¡¡ VERSOS DESDE CÓRDOBA !!!

 

*** Versos de la Rosa ***

 

Sin labores ni semillas, ni su trigo

se lamenta apenado el campesino,

sólo desea sembrar el campo seco

por poder cosechar el pan de trigo,

con su ansia con hambre solariega

se empeño al trazar surcos baldíos.

 

Con la azada y un arado solamente

con la vieja mula agotada de labor,

emprende ese arar sin tener donde

protegido por esperanza del honor,

con el esfuerzo la reja de su hierro

emprende por arar grises terrones.

 

El terruño heredada de sus feudos

semeja esta siembra empobrecida,

arrasado por su trigo que no crece

con la rancia y gastada pana roída,

trabaja por labrar el campo yermo

vencida vida por esta arisca tierra.

 

Este empeño con afán insatisfecho

en correr desamparado sin briznas,

quiere ser útil al empeño de ejidos

por su dureza y su vigor que ponía,

se afana en labrar el campo estéril

de su fatiga por sudores y agonías.

 

Pero al final de la tarde el aldeano

piensa que trabajándola se regiría,

comienza el arar como un labrador

trazando sobre esa tierra apagada,

unos precisos surcos tan derechos

que la heredad lloraba agradecida.

 

Autor:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

10 de julio año 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.