Jose Luis Posa Lozano

EL FILO DE TU RECUERDO


En el gris retablo
de la tarde, llena
de recuerdos tristes
que la brisa lleva,
oyese el murmullo
de la mar, que besa
con sus labios blancos
la dormida piedra.

Flota en el ambiente
de fragancias nuevas
una inmensa calma,
lánguida, serena
donde las gaviotas
bordan su diadema
blanca, inmaculada,
cada día nueva....

Las olas besan
mis pies descalzos,
sobre la arena
vienen y van
sembrando el aire
de sal y brea,
de caracolas
el arenal.

Como la playa
triste, desierta,
quedó mi alma
tras de tu adiós
besando el filo
de tu recuerdo
¡ola sin rumbo
de nuestro amor!

En el negro manto
de la noche negra,
óyese las olas
azotar la piedra,
oyese el zumbido
del rigor del viento
que desgarra el aire
como en un lamento.

Todo queda frío,
todo queda muerto
y en el horizonte
tiemblan tus cabellos,
salpicando el cielo
ondeando al viento
despidiendo un tiempo
que un dia, fue nuestro.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.