Araceli Vellber

37

La felicidad es un grano de arena que el mar viene a por él

y se lo lleva,

luego lo devuelve con espuma y con ella,

le doy un beso en silencio

que se queda,

es un aire que te azota y te recuerda,

es un perfume que no olvidas,

es una nube a la que subes

y desciendes en forma de tormenta.

La felicidad es el abrazo de un amigo que no miente

y un abrazo de alguien a quien no conoces,

en ocasiones es una conversación

o una ausencia de ella

o si me dices ven y yo voy

o si no me lo dices, y yo te pienso.

Las heridas sangran

aunque las tiritas siempre estén bien puestas

y la cirugía sea mas precisa,

en ocasiones los puntos de sutura, son en la boca.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.